Arriba, inicio de la procesión en San Úrbez en Nocito, último domingo de junio (pulse aquí para acceder a la entrada). 

(pulsa sobre la imagen para ampliar)

_____________________________________________________

Arriba, Alastrué, en la Honor de Matidero. Por tierras de San Úrbez. Pulse aquí para acceder al artículo.

(pulsa sobre la imagen para ampliar)

_____________________________________________________

Arriba, romería de Santa Orosia, a la que acude la cruz de los romeros de San Úrbez. Dos bonitas estampas del 25 de junio "en o puerto". 

(pulsa sobre la imágenes para ampliar)

_____________________________________________________

Arriba, romería de Albella por el campo de casa Ayneto, mayo de 2016.  Nube sobre Nabaín, con la Peña Montañesa al fondo. 

(pulsa sobre la imagen para ampliar)

_____________________________________________________

          

 

          
_____________________________________________________

Opinión de los lectores de "...a pies descalzos" y de "El camino de San Úrbez":

 

Correo electrónico de un lector desde Dallas (Texas):

Óscar: [...] ...impresionante el trabajo realizado. Interesante, riguroso, de excelente calidad... Estoy impresionado. Un saludo desde Dallas. Albert Molne.

 

Correo electrónico de una archivera e historiadora que nos apoyó en la investigación:

"...(...) ...entre otras cosas que tenía aún por hacer, estaba el hojear vuestro trabajo, que me miraba desde la mesita del comedor, como esperando el que le pudiese hacer caso. El viernes pasado, por fin, lo abrí.  Por supuesto, es impresionante la cantidad de trabajo que habéis invertido en él. 

(...) 

nos hemos quedado sorprendidos, aunque yo ya sabía que era fruto de una constancia fuera de lo común, pero hasta que no vas pasando página tras página, hasta que no vas adentrándote en la reconstrucción minuciosa y completa de un pedazo de historia, no lo aprecias por completo. Os habéis preocupado de no dejar ningún cabo suelto en el relato (y había muchos cabos que atar) y habéis exprimido las fuentes y la bibliografía al máximo, hasta dejarlas secas, y lo habéis sabido volcar en una monografía exhaustiva, utilísima para todos los que vengan detrás, con un aparato gráfico, también, apabullante. No habéis dejado nada olvidado. Pero lo que me sale al calificar vuestro trabajo no son estas  consideraciones de corte académico, aunque haya que ponerlas por escrito. Lo que se abre paso en mí al hablar de él es que es emocionante.  

(...) 

Sólo tengo a mi favor el ser historiadora y os puedo jurar que, desde la primera página hasta la última no lo pude dejar. No sólo porque el relato estaba bien trabado y los datos eran novedosos, sino porque -y esto es lo más importante- me estabais haciendo vivir algo que se había dado por muerto. Pude sentir la devoción, el afán, el amor por la tierra de todos los que hollaron a pies descalzos los senderos que conducían a San Úrbez, como si estuviese  junto a ellos, contemplé las fotos de personas a las que no conocía con vivo interés, como si esperase encontrar en ellos caras familiares, recorrí con la vista los prados, los sasos, los montes y experimenté el vértigo de asomarme al abismo de San Martín.  Uno de mis compañeros, cuando vio una de las fotos, me dijo, profundamente conmovido, que aquélla era la casa de su padre, y me mostraba, orgulloso, la entrada amplia con suelo de guijos. Desde entonces, y gracias a lo que evocáis en vuestro libro, he hecho mías las casas, los altares, los bastones, las imágenes... todas formaban parte de mí y de mi historia, aunque fuese de una manera lejana, pero me he sentido obligada a cuidarlos, a conservarlos, a protegerlos, como si fuesen míos también. Si el texto ha provocado eso en mi, imagino los sentimientos que habrá despertado en la gente de la tierra cuando hayan visto la plasmación de aquello en lo que habían tomado parte. 

(...) 

Muchísimas gracias por vuestro trabajo. Podéis quedaros tranquilos;  habéis hecho una labor magnífica y tenéis motivo para estar orgullosos. Gracias a vosotros, San Úrbez vuelve a pastorear por recónditos parajes y pueden volverse a oír las voces de los romeros y el rozar de sus pies descalzos sobre el camino. Un abrazo muy fuerte a los dos y no sabéis lo satisfecho que está este archivo de haber puesto su pequeño grano de arena en esta obra."

(Para más opiniones, pulse aquí)

_____________________________________________________

Arriba, el camino de los romeros de Albella, y el camino de San Úrbez que nosotros proponemos.

_____________________________________________________

Arriba, por tierras de San Úrbez. 

Modesto templo de San Martín de Binueste, en la antigua Honor de Matidero.

(pulsa sobre la imagen)

_____________________________________________________

Arriba, grabando para Aragón TV, programa "Chino Chano", emisión el domingo 6 de marzo a 14:50 horas.

 

________________________________________________________

(pulsa sobre la imagen)

Arriba, artículo en el Boletín de la Cofradía de San Úrbez de Huesca, que resume un poco nuestro modo de pensar.

_____________________________________________________

(pulsa sobre la imagen)

Arriba, barzas caramelizadas por el agua helada de la cascada

de San Martín de la Bal d´Onsera.

_____________________________________________________

 

 

Arriba, ermita de Albella Albella estos días de Enero. La restauración de la torre de la Iglesia de Albella ha concluído ya.

_____________________________________________________

 Arriba, ermita, aún con la noguera en pié, que el viento derribó sobre el paramento.

_____________________________________________________

 Arriba, primeras nieves antes de los nuevos calores de Enero...

_____________________________________________________

 

Arriba, belén en Piacuto, sierra de Guara. Al fondo, tras el mar de nubes, Gratal.

(pulsa sobre la imagen)

_____________________________________________________

Arriba, quince de Diciembre, San Úrbez.

(pulsa sobre la imagen)

_____________________________________________________
 
Abajo, once de Noviembre, San Martín:
 

Arriba: por la pedrera de sierra Facha hacia San Martín de la Bal d´Onsera, en el corazón de la sierra de Guara, lugar donde según la tradición San Úrbez hizo vida en comunidad eremítica y fue ordenado sacerdote.

(pulsa sobre la imagen)

_____________________________________________________

Abajo: tres de Octubre, subida de la sede canónica de la Cofradía de San Úrbez de Huesca (San Pedro el Viejo) a la sede espiritual (San Úrbez de Nocito). 

Arriba, foto del grupo en el antiguo y hoy ruinoso Mesón de Santolaria, paso obligado en el viejo camino de Nocito a Huesca, de la montaña a la tierra baja. Al fondo, crestas de Fragineto. 

(pulsa sobre la imagen)

_____________________________________________________

Arriba, en O Grau Barluenga, pasando ya del llano a la montaña.  

(pulsa sobre la imagen)

Para acceder al artículo, pulsa aquí

_____________________________________________________

Abajo, quince de agosto noche en el Tozal de Guara:

Tras San Lorenzo, la noche del 15 de Agosto, en lo que ya es una tradición, el equipo Arialla pasa una siempre fría noche en la punta del Tozal de Guara. Al fondo, luces de la hoya de Huesca.

(pulsa sobre la imagen)

_____________________________________________________

"... aquí reina un desierto silvestre, cortado por raros vallecitos. En estos paisajes improductivos no subsiste ningún núcleo habitado. ¡Ay del que se pierda por aquí...!"

Pierre Minvielle en "La Sierra de Guara". 

Arriba, mar de arizones en la Pardina Latorre, con O Tozal de guara al fondo.

(pulsa sobre la imagen)

_____________________________________________________

 

Arriba, espléndida romería de San Úrbez de Nocito, el domingo 28 de junio.

_____________________________________________________

Arriba: misa de romería de San Úrbez en Albella, sábado de Pascua Granada. Bonita estampa intergeneracional en plena primavera. Entre los asistentes se adivinan no solamente devotos del valle del Ara, sino de la balle de Nocito, de Ballibió, de Huesca...

(pulsa sobre la imagen)

_____________________________________________________

 

Arriba: foto aérea de Bió, en el Quiñón de Buerba, remarcada casa Lardiés de Arriba. Magnífico paraje al fondo del tajo que el Bellós propina a Añisclo, con Treserols al fondo. Estas fueron las primeras tierras aragonesas, Sercué y Bió, ambas del Quiñón, donde el mozo Úrbez asentó de pastor.

(pulsa sobre la imagen)

_____________________________________________________

Arriba: montes de Abellada, en el viejo camino a Used. Belleza y dureza de la tierra.

(pulsa sobre la imagen)

_____________________________________________________

Arriba, el esfuerzo de generaciones anteriores yace olvidado en los montes...

_____________________________________________________

Arriba, imagen otoñal de bordas en Nocito; al fondo, bruma en O Carneraje.

_____________________________________________________

Arriba, corrales de pastores colgados en "zillos" y "rallas", lugares solitarios y poco frecuentados, lugares preferidos de Úrbez, y es allí donde también hay que buscarlo hoy en día.

_____________________________________________________